Adoptar el pago de un servicio público de quien no ha podido hacerlo: la nueva opción de solidaridad en Colombia

  • El acceso a servicios de agua, aseo, energía eléctrica, gas natural o las telecomunicaciones, es fundamental para garantizar bienestar en los hogares.
  • Son muchas las personas que quieren sumarse a iniciativas de solidaridad, pero quieren evitar intermediarios. Esta es la mejor opción.
  • A través de la plataforma https://adopteunserviciopublico.com/ puede hacer el pago de recibos de las familias en necesidad.

La Constitución establece un marco jurídico para la financiación de los servicios públicos domiciliarios y TIC, orientado por principios de solidaridad y sostenibilidad financiera, elementos que de manera conjunta han permitido desarrollar esta actividad en Colombia con altos estándares de calidad y eficiencia. En ese sentido, no se puede contemplar la gratuidad de los servicios para no poner en riesgo su adecuada prestación, de ahí, que los colombianos entiendan la importancia del pago oportuno.

Con los antecedentes y con el ánimo de proponer una opción de solidaridad contundente en el marco de los desafíos que nos trajo la pandemia, un grupo de emprendedores liderado por Oswaldo Medrano, CEO de Progresus, creó la iniciativa “Adopte un servicio público” una plataforma sencilla fundamentada en la solidaridad y el entendimiento de la importancia que tiene el acceso a servicios de agua, aseo, energía eléctrica, gas natural y telecomunicaciones, para familias que por la crisis económica no han podido hacer el pago.

“Nos duelen las familias que se han quedado sin sustento para cubrir sus gastos (…) por eso creamos una plataforma tecnológica colaborativa para que pidan ayuda para cubrir el costo de sus facturas; las conectamos con aquellos que están dispuestos a pagar por ellas. La iniciativa está diseñada para todos los servicios y para todos los estratos, porque sabemos que esta pandemia afectó la economía de todos y partimos de la buena fe y de las historias que nos cuentan en la plataforma. No hay límite de ayuda, se pueden pagar todos los recibos que le sean posibles al donante. No hay intermediarios. La ayuda es directa y contundente.” Indicó Medrano.

La solidaridad no se ha hecho esperar. A la fecha y a menos de una semana de haber sido lanzada, la plataforma ya tiene más de mil personas inscritas de diferentes ciudades del país. Las facturas oscilan entre 29 mil hasta un millón de pesos. Han sido registradas 1.180 facturas por un valor total de 329 millones y ya han sido adoptadas 156 facturas por un valor de $14.359.854.

Frente a la iniciativa, Camilo Sánchez Ortega, Presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones, indicó “Estos emprendedores demuestran de qué estamos hechos los colombianos. De recursividad y solidaridad por el otro. Esto combate uno de los problemas graves que tenemos como sector que es la cultura del no pago, pero más allá de esto, permite que familias en condiciones difíciles puedan acceder, por ejemplo, al agua, que es fundamental para luchar contra el Coronavirus. Estamos hablando que es una donación que salva vidas y eso marca la diferencia.”
Anímese a adoptar el pago de un servicio público y a cambiar la vida de una familia que lo necesita: https://adopteunserviciopublico.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías