¿Vale la pena ver “Mesías”? Esto dice la crítica sobre la polémica serie de Netflix

Una nueva y polémica serie de Netflix está dando que hablar. Se trata de “Mesías“, que gira en torno a la pregunta si el protagonista ─Al-Masih, interpretado por el actor belga Mehdi Dehbi─ se trata de un genuino mesías, un nefasto agente político o un embaucador.

Ambientada entre el Medio Oriente y Estados Unidos, el thriller sigue la historia de un misterioso líder religioso que es perseguido por la agencia de inteligencia estadounidense, la CIA. Esto es lo que dice la crítica al respecto.

UNA FICCIÓN DESGARRADORA QUE TE ATRAPA

Es un material potente repleto de excelentes actuaciones“, dice “The Guardian“, quien compara al drama como una mezcla de “Homeland” con un giro divino. Desgarrador y convincente son dos adjetivos que usa para describir a la ficción.

“Incluso en los primeros episodios, ‘Mesías‘ es capaz de dar grandes golpes que te sorprenden al darte cuenta de lo lejos que te ha enganchado“, subraya.

UN MAL SHOW QUE NO ES TAN MISTERIOSO

No es ni tan emocionante ni tan misterioso como hace pretender en su tráiler, según la crítica de “The Hollywood Reporter“. A lo largo de los 10 capítulos de “Mesías“, que ya están disponibles en Netflix, critica que no encontrara nada sorprendente ni valiente en la trama. Para ser más precisos: “es un show mal hecho“.

POCO CREÍBLE

“Hacer una serie cuya trama dependa de milagros ya es retador. Se necesita un mundo cuidadosamente equilibrado y bien construido para que los espectadores tomen lo extraordinario con fe. A ‘Mesías‘ le falta eso”, señala “Variety“.

Critica que el drama de Netflixtiene varios aspectos que resultan incrédulos y contados de manera muy sosa y directa. “Como si al presentador la historia de Al-Massih con poca vitalidad o misterio pueda hacerse más creíble“, señala.

MALA INVERSIÓN DEL TIEMPO

La primera idea, que aporta CNN, es que la serie “Mesías” hubiera quedado mejor como una película. A pesar de ello, señala que posee cualidades que la hacen merecedora de ser maratoneada, pero a la vez se convierte en algo frustrante. Esto a raíz de que juega con acabar el misterio sobre el protagonista, en cada capítulo, para luego mantener a la audiencia en la oscuridad.

El elemento salvador es la noción de que el gobierno sospecha de Al-Masih, combinado por los efectos de las redes sociales. Sin embargo, “la historia se desvía muy seguido de la trama central. Las recompensas no justifican el riesgo y los méritos de la primero temporada tampoco justifican la inversión total de tiempo invertido“.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías